Apoyemos el programa Erasmus

Con motivo del próximo Consejo Europeo y aprovechando que estamos en el día 12, del mes 12 del año 2012, simbólicos para la construcción europea, desde JEF y UEF estamos lanzando una campaña para concienciar sobre el impacto que pueden tener los recortes en el prespuesto europeo en nuestro día a día como ciudadanos. Y uno de los programas en que dichos recortes pueden ser más visibles para los ciudadanos es el programa europeo de intercambio de estudiantes universitarios conocido como programa Erasmus

Como jóvenes implicados en el proceso de construcción europea, nos preocupa que durante los últimos días hemos podido leer en los periódicos dos noticias en relación con el Erasmus y sus recortes. La primera es que la Comisión Europea ha alertado de que la situación financiera actual pone en peligro la continuidad de este programa. La segunda es que el Gobierno Español planea reducir un 60% la dotación presupuestaria destinada al programa Erasmus, dejándola en tan sólo 15,2 millones de euros.

El programa Erasmus es uno de los proyectos sociales y educativos más identificable de la Unión Europea. Ha permitido que más de 2,5 millones de estudiantes de toda Europa estudien en otro país dentro de la Unión. En este sentido, el análisis coste-beneficio del programa es indiscutiblemente positivo. Con una dotación que dentro del marco presupuestario comunitario y del Estado resulta absolutamente marginal, el programa Erasmus ha contribuido de manera decisiva a facilitar la movilidad de la juventud europea, el intercambio de conocimiento, experiencias y culturas, el aprendizaje de idiomas y, como consecuencia de todo ello, a construir una conciencia común de identidad ciudadana europea. Ha facilitado además que el hecho de estudiar en una universidad extranjera, antes un lujo reservado para una selecta élite, sin llegar a ser universal, haya sido posible para un espectro social mucho más amplio.

En definitiva, el programa Erasmus se ha vuelto un elemento que actualmente resulta una pieza clave en la construcción de un proyecto social y político común dentro del marco europeo. Por esta razón, la drástica reducción de dotaciones presupuestaria planeada o cuestionar su continuidad supone un ataque a la línea de flotación de la construcción europea. Aunque la situación económica y financiera es muy complicada, si tenemos en cuenta el coste ínfimo que tiene este programa en relación a los beneficios que aporta, resulta ilógico y altamente contraproducente suprimir total o parcialmente el gasto destinado a este programa. No se puede construir el futuro del proyecto europeo mutilando su presente.

Desde los Jóvenes Europeistas y Federalistas de España queremos manifestar nuestra firme oposición a cualquier medida que suponga una reducción del programa Erasmus, lo que constituiría un profundo error y un importante paso atrás. Por el contrario creemos que, en un momento en que se ha hecho clara la necesidad de fortalecer el proyecto europeo para salir de la crisis, el programa Erasmus debe contar con todo el apoyo de las instituciones a los diferentes niveles administrativos para garantizar el acceso de la comunidad estudiantil europea a la movilidad universitaria y el intercambio de conocimiento, bajo el principio de igualdad por encima de cuestiones socioeconómicas.

Por eso os animamos a que, usando el hastag #SaveErasmus @JEFSpain os unais a nuestra campaña para defender el Erasmus y hagamos saber a los líderes europeos que las decisiones que van a tomar en los próximos días nos afectan y nos importan. Esta campaña sobre el programa Erasmus es sólo un ejemplo palpable de la importancia que tienen las políticas europeas en las vidas de las personas. Y nosotros no debemos dejar de defenderlas porque por primera vez están en serio riesgo de perderse. Por eso, esperamos que os unáis a JEF y UEF en su campaña 12.12.12 para pedir que el presupuesto europeo no se vea seriamente dañado, porque con él quien sale perdiendo es la solidaridad interterritorial europea.

Aquí podéis encontrar el lanzamiento de esta campaña por parte de JEF Cataluña, de donde surgió la iniciativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.