¿Qué debe cambiar en la Unión Europea?

Resulta paradójico y lamentable que en Europa exista una confusión entre europeísmo y ceguera hacia las instituciones europeas. Si uno pone el dedo en la llaga en la falta de transparencia de los eurodiputados y el a veces disparatado montante de sus gastos, automáticamente recibe la etiqueta de euroescéptico. Una de las mayores desgracias para Europa es que sus mayores defensores no sean lo suficientemente críticos con las cosas que importan a la prensa y anticipen estos problemas. Y los gastos injustificados y disparatados son parte de ello.

Vídeo del debate en el diario El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.