¿Qué tipo de mensaje envía Bruselas?

En una interesante reflexión de Mayo de 2008 Paul Graham plantea la importancia de vivir en una determinado lugar simplemente por el mensaje que la ciudad envía a quienes están en ella. O más concretamente, a quienes viven en ella, porque parece que para poder sintonizar con su mensaje es necesario conocerla a base de vivirla cierta tiempo.

El autor apunta a que -aunque normalmente pensamos que si tenemos suficiente fuerza para hacer cosas fantásticas, seremos capaces de trascender a nuestro ambiente- la mayoría de la gente que hizo cosas fantásticas en un momento de la historia estaba en unos pocos lugares donde se hacían ese tipo de cosas.

Además, Graham sostiene que la influencia del ambiente sería más relevante en áreas como las artes, la escritura o la tecnología que en otras como las matemáticas o la física, donde bastaría con que un grupo pequeño de personas (reunidas por ejemplo en un departamento universitario) compartan tu interés y puedan juzgar tu trabajo. Así, en los que denomina como “campos más caóticos” es mucho más importante vivir en una gran ciudad.

Sin embargo, no todas las ciudades enviarían un mensaje, por lo que no todas serían grandes ciudades en el sentido que el autor le da al término. Según él, tan sólo envían un mensaje aquéllas que son centros de algún tipo de ambición. Para él, el mensaje de Cambridge (Boston) sería ser más inteligente; el de Nueva York, ser más rico; el de Sillicon Valley, ser más poderoso; el de París sería hacer las cosas con estilo…

El gran problema que plantea el autor es que para conocer el mensaje que envía una ciudad, es necesario conocerla: no todas las ciudades envían mensajes y, además, éstos cambian con el tiempo. Por lo que si uno no está seguro de qué es lo que quiere hacer y cuál es el lugar más apropiado para ello, lo mejor que podrá hacer es vivir en muchos sitios diferentes cuando es joven.

Al leer este artículo me he preguntado cuál sería el mensaje que envía Bruselas. A pesar de haber vivido allí un año entero y de tener claro que es el lugar donde quiero trabajo, creo que aún no lo puedo definir claramente. Bruselas me atrae de un modo casi fatídico y la semana pasada llegué a decir que, a pesar de su mal clima en comparación con el de Madrid, quería vivir y trabajar allí… no tanto por las oportunidades y condiciones de trabajo, como por el ambiente en el que estaría. “Seguramente – dije- allí encuentre más gente preocupada por la construcción europea que comparta mis intereses y creo que eso es lo más importante para mí”.

Puede que ya haya encontrado el mensaje de Bruselas, pero creo que tendré que volver y pasar más tiempo allí… si tenéis ideas, no dudéis en compartirlas, quizás me ayudéis a encontrar mi ciudad sin rodeos.

2 thoughts on “¿Qué tipo de mensaje envía Bruselas?

  • Quizá Bruselas tenga un mensaje de buscar el bien vivir.
    No es lugar para ser el más inteligente, el más rico, el más poderoso, el que más estilo tiene…sino un lugar para encontrar otros que quieran vivir bien por medio de un trabajo que consiste en hacer que otros vivan bien

  • Hola Daniel, me resulta muy interesante lo que dices. Yo estuve pensado un buen rato si no sería efectivamente un mensaje de poder el que lanzaría la ciudad (no hay más que pensar en la cantidad de lobbies que se han establecido en Bruselas, en las decisiones que se toman allí…). Pero finalmente me dije que no, ése no era su mensaje o al menos no el que yo escuchaba con más fuerza al estar allí.

    Tu idea me parece francamente bonita y me encantaría que fuera así, aunque no me termina de convencer…. Creo que voy a tener que irme a trabajar allí para poder avanzar en esta cuestión!!!

    Saludos europeístas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.