Europa, Kosovo y la tortilla

por Filippo De Agostini y Luca Di Gennaro Splendore

El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al presentar los objetivos de la presidencia española de la UE que comienza el 1 de enero de 2010, mostró su disposición a “asumir más responsabilidades en mantener la paz y seguridad internacional, en el entorno más cercano y también en el lejano, cuando esté en riesgo la paz mundial”.

El presidente concluyó su discurso diciendo que con “el colapso de los grandes modelos heredados del siglo pasado” sólo nos queda un modelo. “Ese modelo es Europa, es la pax europea” dijo. Los Jóvenes Federalistas Europeos esperamos que sea ése el camino que se siga en adelante y no el que el Gobierno emprendió la semana pasada.

El anuncio de la retirada de las tropas españolas en Kosovo ha sido defendido por el Presidente del Gobierno como “lógico”, ya que España no puede favorecer la consolidación de un Estado que no reconoce sin caer en contradicción. Aunque haya habido desmentidos y matices a las declaraciones de la Ministra de Defensa sobre dicha retirada, expresamos nuestra profunda perplejidad a este efecto. No criticamos la decisión de la retirada en si misma, pero sí las formas del anuncio. Nos ha parecido deplorable que España tome una decisión y la anuncie sin consultar a sus colegas europeos.

La noticia realmente sorprendió a nuestros vecinos y aliados europeos presentes en Kosovo, ya que el anuncio se hizo sin informarles con anterioridad. Recordamos que las tropas españolas en Kosovo están bajo mando italiano: pero por lo visto Italia, que es su socio principal, no ha sido consultada. Un general italiano ha expresado su vivo malestar al periódico Il Corriere della Sera: “los españoles retiran sus 632 militares de la zona oeste de Kosovo, donde operaban bajo nuestro mando y ni siquiera se han tomado la molestia de hacernos una llamada”. Sin embargo los italianos no han sido los únicos en enterarse de la decisión española a través de los medios de comunicación.

Los medios de comunicación han hecho hincapié en la decepción que ha provocado esta decisión española en tierras Norteamericanas sin reflejar que en realidad el malestar es sobre todo europeo, por ser estos países los más interesados de un punto de vista geopolítico en que las cosas salgan bien en Kosovo y en el resto de los Balcanes.

Si hoy es España quien anuncia su retirada sin avisar a sus aliados, ¿en un futuro, cuando Europa coopere en otra zona y gestione otra misión que sea de particular interés estratégico para España, ¿ otros países como Alemania, Francia o Italia podrán sentirse libres de anunciar su retirada sin avisar a los españoles?

La manera en que España ha anunciado su retirada de Kosovo nos causa inquietud porque así se rompe un principio de solidaridad y de coordinación entre aliados europeos. Somos conscientes de que no se trata de la primera vez que un país europeo actúa de esta manera, pero esto en ningún caso debería ser justificativo de una acción no consensuada y apenas comunicada. Por eso nos preguntamos si es éste de verdad el modelo de “Unión” europea que España quiere promover: un modelo “desconectado”, en el que cada uno va por su lado.

Joventut Europea Federalista de Catalunya en Barcelona

www.jefcatalunya.com

jef.barcelona@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.